El Tajine árabe

El Tajine árabe

Un tajine es un recipiente para cocinar fabricado en barro cocido, y compuesto por un plato hondo y una tapa de forma cónica. Además de al recipiente, también se llama tajine al guiso que se prepara en él, de la misma forma que ocurre con los calderos, paellas, y otros utensilios de cocina, que dan también nombre a los platos preparados en ellos.

Tajine Fez Hogar Andalusí

También hay tajines de cerámica decorados como los de la foto superior que no se usan para cocinar, sino que tienen una función decorativa y pueden ser usado para presentar los platos en la mesa, pero los que se usan para cocinar son los que veis en la foto inferior.

Tajín Bouznika Hogar Andalusí

Además el barro es un material que concentra muy bien el calor por lo que se puede cocinar en ellos a fuego muy lento, por lo que es un método de cocción muy eficiente a nivel energético.

La tapa cónica, hace que el vapor de agua que se origina en la cocción, se quede dentro del recipiente, por lo que los alimentos se mantienen en contacto con el vapor y así, conservan mejor sus propiedades y características organolépticas principales.

Hoy os cuento cómo preparar el tajine (lo que es el recipiente) para que podamos usarlo tranquilamente, sin que se nos agriete y nos dure más. Aunque aviso que esto se aplica si lo usamos correctamente, por mucho que lo preparemos puede agrietarse si hacemos algo incorrecto, como ponerlo a fuego muy fuerte.

Tajín Assilah Hogar Andalusí

Si te acabas de comprar un tajine es altamente recomendable curarlo antes de su primer uso. Para ello hay que seguir los siguientes pasos:

1.- Sumergir el tajine en agua durante al menos una hora, aunque podéis dejarlo durante toda la noche para continuar con el proceso al día siguiente.

2.- Secar el exceso de agua y frotar por el interior, tanto el plato como la tapadera, con un trapo limpio empapado en aceite de oliva virgen extra.

3.- Meter en el horno y encenderlo a 180 ºC, de manera que se vaya calentando poco a poco. Dejarlo entre una hora y media ó dos horas. Apagar el horno y esperar a que se enfríe en su interior.

Este proceso fortalecerá el tajine y evitará que se agriete fácilmente.

Si el tajine es barnizado te puedes saltar los pasos 1 y 2, pero el 3º le vendría bien. Sólo es necesario hacerlo la primera vez que se va a usar

Hogar Andalusí

Deja una respuesta